18.5.12

Hipo E / Fluidos para el verano ...not feel imprisoned in our bodies any more

Anthi Kosma, Madrid, Julio 2010

...we say and express with our movements and gestures,
for everything we reveal about ourselves through them.
We do that involuntarily and unconsciously,
and most of it remains invisible to other eyes...

Wim Wenders, on September 4, 2009, at the memorial ceremony for Pina Bausch



..nuestros miembros pueden ejecutar una serie de figuras que se encadenan, cuya frecuencia produce una especie de embriaguez que va de la languidez al delirio, y desde una suerte de abandono hipnótico a una especie de furor. Se ha creado el estado de danza.

Que en el universo de la danza el reposo no ha lugar; la inmovilidad es cosa impuesta y forzada, estado de paso y casi de violencia, en tanto saltos, puntas, pas comptes, entrechats o rotaciones vertiginosas son materia totalmente natural del ser y el hacer.

P. Valery, Piezas sobre arte, De la Danza, edición: Visor

Hemos venido a este mundo a bailar. Unos bailarán arreados por un látigo, otros lo harán mecidos por un blues que les llenará de dulzura los cartílagos. Es verano.

MANUEL VICENT, Bailar “El País” 27 06 2010

...not feel imprisoned in our bodies any more.

Pina Bausch

Comentarios
R.Serrano
G. Mili, Picasso pintando en el aire con luz (Life magazine, 1950)

RdL: Danza y procesión

Quien danza inaugura un tiempo y un espacio propios, que sólo dependen de su propio cuerpo, que tienen al danzante como origen y referencia de todas las medidas. …La procesión no es sólo una danza lenta, unidireccional, monódica: es, más bien, lo contrario de la danza. La procesión recoge el tiempo –no lo inventa, no lo esparce–, lo acumula en el cuenco de sus gestos y lo señala.
Josep Quetglas.
La danza y la procesión. Sobre la forma del tiempo en la arquitectura de Rafael Moneo.


Hipólito

“Israel Galván no se muestra. Aparece. Lo cual significa que comienza por crear las condiciones –espaciales y temporales, o sea, rítmicas– de su ausencia. Le gusta quedarse mucho tiempo en el borde oscuro antes de entrar en el círculo de luz. No muestra lo que sabe hacer, deja que surjan en momentos impensables, los destellos de su inmensa ciencia corporal y de su energía psíquica, tan misteriosa.”
El Bailador de Soledades, Georges Didi-Huberman, edit. Pre-Textos, pág. 21


La estética del movimiento: La estética del movimiento
La sociedad industrial venera el movimiento causado por la tecnología en todas sus formas, desde el rítmico impulso de las máquinas hasta la instantánea comunicación informática. Habitamos un mundo que gira y se estructura a partir de los transportes y los intercambios de capital o mercancías, al tiempo que nuestros propios cuerpos se articulan mediante necesarias vibraciones que merecen ser celebradas.

más información: http://www.hipo-tesis.eu/numero_hipo_e.html