25.4.12

Hipo E / Diálogo de dos que no se reconocen

Francisco García y Katerina Psegiannaki, Madrid, Junio 2010                                              

-¿Qué pasaría si de repente dejáramos de proyectar “ideas” y proyectáramos “diálogos”? y ¿si en todos los escritos de arquitectos/artistas/creadores sustituyéramos la palabra “idea” por la palabra “diálogo”? 1



-¿Leeríamos este texto igual si…? “…La siguiente maqueta es muy similar. Trabaja con el diálogo de apilar diferentes volúmenes cerrados que contienen en su interior los espacios diseñados por Dior. Estas otras son variaciones del mismo diálogo, superponiendo las cajas de maneras diferentes.” 2

-¿Cuál es la creatividad del diálogo y cual de la idea? ¿Qué esfuerzo supone un diálogo y qué una idea? Para que se genere diálogo, es necesario coger el significado donde el interlocutor lo ha dejado, pero ¿quién es el interlocutor? ¿Usan ambos interlocutores?

-“Consideremos por ejemplo el caso del diálogo, un caso en el que, con demasiada frecuencia, el receptor del mensaje no suele entender exactamente lo mismo que pretendía transmitir el emisor. En tal caso el significado recibido no es idéntico sino tan sólo similar al emitido. Así pues, cuando la segunda persona responde la primera se da cuenta de la diferencia existente entre lo que él quería decir y lo que la otra ha comprendido. Pero el hecho es que la toma de conciencia de esa diferencia nos permite constatar la presencia de algo nuevo y relevante para todos los implicados. De este modo, el movimiento de ida y vuelta de la información favorece la emergencia continua de un nuevo contexto común, en cuyo caso el diálogo puede servir, no sólo para hacer comunes ciertas ideas o ítems de información que ya son conocidos, sino también para hacer algo en común, es decir, para crear conjuntamente algo nuevo.” 3

-Pero... ¿Quién es el autor de la idea? ¿Por qué nos suele interesar? ¿Quizás la idea es más productiva que el diálogo? ¿Pero nos interesa un producto o una interacción? ¿Por qué nos enseñan a “idear” y no a dialogar?

-El malentendido, el error, la confusión, culturalmente son inaceptables, y si los aceptamos hay más diálogo? ¿El diálogo proyecta solidariamente, la idea proyecta temerariamente? El diálogo proyecta ambigüedades, la idea ¿intimidades?

-La diferencia de fase entre el mensaje emitido (este texto) y el mensaje recibido (en este caso tu lector) genera un hueco donde cabe lo imprevisto. Lo hecho en común es lo nuevo e inesperado.

Comentarios

Eduardo:Atravesar discursos
Vale, dejemos de proyectar con ideas. El diálogo (del griego διά (diá, a través) y λόγος (logos, palabra, discurso) es multitudinario aunque seamos dos, cada uno somos muchos (y podemos inventarnos más). Una colección de discursos que no dejan de atravesarse, interaccionan para inventar otros. Habitemos el campo de la incertidumbre, de la complejidad, de la experimentación. Proyectemos atravesando discursos, observando cómo proliferan por itinerarios inverosímiles.

TabarkaEdipo
En lo confuso, en la ambigüedad, en la equivocación, en lo errado, es donde reside la riqueza.
La contradicción, la complejidad es generadora de ideas, de dudas, de tensiones creadoras, de intercambios. La idea como duda. El carácter fragmentario del conocimiento.
Tragedia griega y error (hamartía), la herencia creadora, fuente de disfrute estético, es también fuente fecunda de reflexión.
Las certezas son el estancamiento intelectual.

XT:Implicado/Explicado
Para el físico David Bohm, el mundo material posee una dualidad marcada por los conceptos implicado y explicado. Los diálogos producen nuevos entornos construidos con elementos perceptibles y razones fenomenológicas, que enriquecen los discursos individuales al aportar matices espontáneos y confrontar las experiencias personales.

Citizen:Demo(n)cracy
Emprender el proceso significa diálogo y conversación. Con el diálogo puedes entender en qué dirección deben ir las cosas. La idea sale a través del diálogo y de la lucha, de modo democrático. Así que al final es un producto colectivo, porque supuestamente un proyecto tiene que proporcionar satisfacción, no sólo a los que participan en esto sino también a un cliente.
imagen de: Galerie_Krinzinger Wien

más información: http://www.hipo-tesis.eu/numero_hipo_e.html