28.2.12

Hipo F / Re-escritura sincrónica... una teoría momentánea


Irene Pérez, Madrid, Octubre 2010

¿Podemos ser zurdos y diestros a la vez?, más concreto, ¿podemos proyectar con una mano y escribir con otra? Dice Rem Koolhaas que existen libros que resultan documentos tácticos y por tanto suponen un desafío, porque se escriben sin palabras (1). A la inversa, existen mundos encerrados en las palabras capaces de generar espacios habitados. Para algunos arquitectos, escribir, constituye una actividad esencial y vinculada a “proyectar”. Pero no nos referimos a ese “escribir”, de manera crítica o describiendo el proyecto; sino a re-escribir. La cuestión es: ¿es posible estar escribiendo un léxico nuevo, al mismo tiempo que se está “haciendo”? ¿”escribir” la contemporaneidad, mientras se “produce”?

Nos dice Rorty que no es posible. La persona que crea una herramienta puede explicar de antemano para que servirá. La nueva forma de vida cultural que genera, se explicará de forma retrospectiva (2). Sin embargo estamos presenciando un fenómeno que puede suponer una revolución: la invención de un léxico que liquide una era e inaugure otra nueva. Decía Lina Bo Bardi que el asunto reside no en “anticipar nuevas formas y contenidos abstractos, sino en cambiar la arquitectura como nunca ha ocurrido hasta ahora” (3).

Es importante señalar que no hablamos de lenguaje arquitectónico; hablamos de la escritura como herramienta conceptual y práctica, que permite re-definir y re-visar (4) cuáles son las palabras, cuáles los escenarios. Podría pensarse que no es sólo una cuestión de léxico -herramienta- sino que, simultáneamente es una cuestión teórica, tomando la distancia suficiente dentro del escenario arquitectónico para ser observador y guionista, o incluso, escribir para saber lo que se quiere hacer, lo que se hará.

La pregunta es siempre el motor… pero la respuesta ya está en curso. Algunos arquitectos formulan y responden con los léxicos adecuados, operan con ellos, construyendo una nueva realidad, una nueva escritura que crea una pauta no lingüística y que se torna imprescindible para la nueva generación. El objetivo es re-escribir ese vocabulario y ver como se está reformulando en tiempo real, sincrónicamente (5)… tal vez se apoya en palabras anteriores pero adquieren nuevos contenidos, siendo conscientes de que la arquitectura ya no es más una disciplina autónoma, sino alineada con otras formas de pensamiento. Con ellas se desvelará automáticamente el escenario y los nombres… los hacedores vigorosos, capaces de narrar su propia producción con palabras que nunca se han usado, traspasando el límite entre lo viejo y lo nuevo (6).

(1) La arquitectura de las publicaciones. Conversación con B. Colomina. Rott, Feb 2007. El Croquis 134-135, pág. 365. (2) Rorty, Richard. Contingencia, Ironía y Solidaridad. Ediciones Paidós Ibérica Básica 54 pág. 74. (3) Bo Bardi, Lina. Sobre la lingüística arquitectónica, en L´architettura nº 226, agosto 1974, págs. 215-220. (4) “Re-view…una de las formas más efectivas de crear inteligencia..También cualquier palabra que incluya re-: revisar, volver sobre las cosas, volver a analizarlas” (idem. (1), pág 384) y Re-describir, con el acepción de Rorty, ((2) pág. 96-106). (5) Considerando las definiciones de RAE: Sincrónico, dicho de un proceso o de su efecto: Que se desarrolla en perfecta correspondencia temporal con otro proceso y/o simultáneo, dicho de una cosa que se hace u ocurre al mismo tiempo. (6) Ídem (2), pág. 115.


Comentarios
Gonzalo: Sincronización interdisciplinar
Si la arquitectura ya no es más una disciplina autónoma, sino alineada con otras formas de pensamiento, ¿por qué tendría que generar un léxico propio autónomo? Tal vez precisamente debiera incorporar urgentemente el léxico y el textum de otra serie de disciplinas con el objeto de ser sincrónica con estas otras y no exclusivamente en sí misma, dejando de elevar lo cotidiano a la categoría de retórico. Véase el Diccionario Metápolis de Arquitectura Avanzada.

Kenniff:
¿Se puede re-escribir algo en aislamiento? Estoy de acuerdo con Rorty: la significación cultural de las palabras y conceptos no es autónoma. Dice Bakhtin que no se puede concebir una entidad exteriormente a su relación con el ‘otro’: cada palabra, cada concepto es una ‘heterologia’ contingente a un contexto social en continua evolución. En este caso, re-escribir es un mecanismo de interpretación porque el acto adquiere sentido solamente cuando otra persona lo pone en relación con su tema.


LuzSempereMás de dos manos
Si la re-definición de los límites es una característica del pensamiento contemporáneo, la re-escritura del léxico actual, entendido como herramienta de proyecto, debe incluir tanto la escritura y el dibujo como el sonido y el movimiento simultáneamente. Re-escribir el vocabulario conlleva la incorporación de las disciplinas relacionadas con la comunicación en todas sus formas de manera que producir arquitectura ya no depende de la dicotomía del uso de las dos manos, proyectar y escribir, sino que es mucho más amplia.

JivanAshu:Arqui-lectura

“-La arquitectura se vive como una pasión vertiginosa hacia la armonía geométrica.
-La arquitectura es la pasión vacía que vive el arquitecto (edificador) cuando proyecta un edificio con la pretensión de que se reconozca como mensaje cifrado del mundo ideal de donde emana.
-La arquitectura está en un lugar primordial, fundante de lo humano.
-Es la estructura de la creación y de lo creado. El fundamento de lo que hay (arquitectónica)”
J. Seguí “Sin Arquitectura”


más info: http://www.hipo-tesis.eu/numero_hipo_f.html