2.1.12

Hipo G / Arquitectoría

Jorge Bonito Piñana, Olivenza, Enero 2011

Lo hice mejor porque no lo conocíae iba cargado de dudas y de asombro.1


La Arquitectoría es la tienda donde se despacha la Arquitectura. ¿Por favor, me pone cuarto y mitad de Arquitectura, señor tendero?
Desde la frescura del día a día, la sencillez, el saber hacer equivocándote, el  enfrentarse ciego a aquello que estás seguro. Ése es el oficio y ése es el reto. Sentado al otro lado del mostrador, con un delantal de cuadros, un portaminas del cero cinco y una cuartilla de papel estraza, para apuntar. Nos movemos entre cosas grandes y el hombre son cosas pequeñas. Tres cuartos de ventanas y puertas, una docena de paredes, alguna bóveda no muy apuntada, un kilo de vistas, algún cobijo y el tiempo. Naturalmente no se debe olvidar enjaretar un buen envoltorio, cobrarte y, sobre todo, darte las vueltas. 



Así te has convertido en Arquitecto de Cabecera, en Arquitecto Rural, y la Arquitectura fluye todo el día por tus manos porque está unida al hombre, a la materia y a la sorpresa. Cada día encuentras algo que siempre has estado buscando, y ese algo es lo pequeño escondido, lo diminuto, lo único, lo cercano, el paseo, el giro, la mirada, la espera. El oficio del Arquitecto, su buen hacer, el valor del trato al cliente, del ladrillo tosco, de la escuadra, del plomo, del nivel. No siempre se ha despachado bien la Arquitectura, y por eso muchas boutiques están cerrando. Pero tú sigues vendiendo exactamente lo mismo que siempre se ha querido comprar.

La Arquitectura es el espacio, pero sobre todo es el tiempo, y de tiempo saben muy bien los tenderos de la Arquitectura, que regentan todas las mañanas las humildes Arquitectorías.



Comentarios
Calvin: El Asombro
A veces y solo a veces la arquitectura se transforma en asombro. La práctica rutinaria y empírica de esta disciplina en contextos cada vez más complejos y realidades más frágiles nos debe motivar a la búsqueda en la capacidad de asombrarnos.

cavillare: Sobre el oficio

“La arquitectura ha perdido, de forma tan absurda como intencionada, su vocación de perdurar en el tiempo, de ser testigo de su época en estadíos históricos futuros. Los materiales de siempre, la piedra, la tierra, la cerámica (…) son materiales  para construir y no para aparentar; para concertar, aparejar, trabar o ensamblar elementos desde el conocimiento de la técnica y el oficio.” Javier Bernalte, El sonido del sitio, [Valencia, 2010]

Cóncava: Más vale torta en mano...
¡No hay nada como disfrutar bien temprano del pan recién horneado! Pero estamos tan acostumbrados a la bollería industrial que somos incapaces de apreciar un buen horno de leña, una torta sabrosa, o un rosquillo dulzón. Por eso, ¡gracias a los panaderos atentos, pero sobre todo gracias a los arquitectos de fuego lento!

Kayzad Shroff: Roarkism
“Most people”, Roark says, “build as they live — as a matter of routine and senseless accident. But a few understand that building is a great symbol. We live in our minds, and existence is the attempt to bring that life into physical reality, to state it in gesture and form.”