23.11.11

Hipo H / Lo paramétrico (...) esbozos de dudas y problemas

Marcos Zaragoza Cuffí, Madrid, Febrero 2010

Paramétrico me hace pensar en datos, en reglas...

El problema de las reglas
Tengo una duda sobre la aplicación sistemática de sistemas de reglas.

Saltarse una norma, flexibilizar un límite, dislocar un órden... la excepción es una constante necesaria y esencial. La arquiectura no es totalmente lógica, no es totalmente precisa, no es ciencia. No trabajamos con certezas. Las herramientas matemáticas pueden ser útiles, pero un edificio no es sólo un algoritmo. El ser un poco algoritmo y un poco otra cosa es lo que le falta...

El problema de la abstracción
Otra duda, ¿hay abstracción en lo paramétrico?

Dos temas: los programas BIM y las herramientas intelectuales.

Los programas de diseño tipo BIM tienen en su esencia un ataque frontal a la concepción del diseño arquitectónico como un proceso abstracto. Diseñar con BIM es una emulación del construir en la que la distancia entre el objeto y el proceso desaparece.

La aplicación de herramientas paramétricas al pensamiento arquitectónico implica la diferencia entre el operador veloz y estricto con las reglas, frente al operador humano lento, incoherente y subjetivo. La herramienta puede ser la misma, las mismas reglas, los mismos criterios; pero en el salto a la automatización...

El problema de la decisión
Otra ¿hay automatización de la decisión en las arquitecturas paramétricas?

En lo paramétrico la decisión es consecuencia de un buen estudio del campo de trabajo, de una selección de los valores de entorno y de una previsión de feedbacks posibles. A partir de este punto, con un buen control de la evolución del ecosistema y de las variables, la máquina paramétrica genera.
Y dónde quedaron las decisiones intuitivas, onanistas o megalómanas, ¿las hemos evitado?... creo que no. Las descubriremos escondidas donde siempre: antes de empezar. Con su camuflaje lógico y su armamento matemático casi no se las ve. Enmascarar las decisones iniciales nos impide construir correctamente un paisaje de este pensamiento...

El problema de lo espectacular

Velocidad y necesidades de sorpresa continua. Crecer sin límite. Ampliar el bagaje cultural. Todas son formas de nuestra cultura del avasallar y la acumulación sin límite de las palabras y las cosas. Formas complejas basadas en algoritmos complejos que aportan soluciones complejas a problemas complejos, complejos... quizás el complejo y el miedo fundamenten esta explosión de paramecios.

Paramecio me hace pensar en flexibilidad...



“Caminante no hay camino... claro... sí; pero hablemos un poco del camino recorrido, del andar por el camino o del caminante; sólo un poco.”  Tatiana Tataresc    

Comentarios

eeneerei: Derecho al balbuceo

La parametrización reclama su derecho al balbuceo, a poder ser, a equivocarse, a sorprender. En ese sentido le corresponde por derecho un lugar propio: La Universidad, entendida junto a Derrida como aquel lugar donde todo puede ser dicho. Reglas, abstracción, decisión y espectáculo aparecen como dudas
problemáticas asociadas a lo paramétrico. En realidad, son proyecciones de nuestras preocupaciones contemporáneas que introducen fracturas elegantes y deseables en el proyecto de arquitectura.

Ramón

«(…) ¿Qué se me pregunta exactamente? ¿Si pienso antes de clasificar? ¿Si clasifico antes de pensar? ¿Cómo clasifico lo que pienso? ¿Cómo pienso cuando quiero clasificar?»
G. Perec, Pensar/Clasificar (París, 1985)


nk
La norma como imposición de límites debe redefinirse a partir de parámetros basados en situaciones reales no codificadas. La taxonomía de dichos parámetros o condiciones es la fución del arquitecto, la cual debe responder a su vez a la necesaria condición social de la normativa. Una norma es más o menos estricta
en función de la mayor o menor cualificación de los límites que acota, basada fundamentalmente en los conceptos de jerarquía y espesor de dichos límites.

Fede: Dar doble click sin perder la referencia…  
Lo paramétrico: de parámetro, o referencia… Para llegar a algo espectacular, a veces se pierde la referencia (o la razón por la cual se hace arquitectura…). ¿Habría que retomar el Modulor de Le Corbusier para restablecer una relación directa entre las proporciones de los edificios y las del hombre?  “¿Y cuál es el problema? Simplemente éste: ¿Qué objeto tiene el que cada diferente tamaño de las criaturas vivientes tenga su forma especial?” (Carroll, Lewis: Silvia y Bruno. Madrid: Ed. Felmar, 1976,  en Soriano, Federico: sin_tesis. Barcelona: Ed. GG, 2004. Pág. 15).

más información: http://www.hipo-tesis.eu/numero_hipo_h.html