15.11.11

Hipo H / El Arquitecto Ciego II

María Caffarena de la Fuente, Madrid, Enero 2011 

A lo largo del s. XX, los filósofos de la moral, en general partidarios de una ética teóricojurídica (Walker), se han caracterizado por situarse fuera del sistema observado y emitir desde ese punto “abstracto” juicios moralistas generalizados sin distinción alguna entre culturas ni grupos sociales.

También el arquitecto se abstrae del sistema dando lugar a la figura del creador que en el límite se compara con “un dios”. Desde su posición fuera del mundo, emite juicios “moralistas” y, de alguna forma, “obliga”.

Aparecen a finales del s. XX, líneas de pensamiento dentro de la Ética distintas a la que hemos llamado “teórico-jurídica”. Se presenta la posibilidad de una ética “expresivocolaborativa”, que se construye desde dentro del sistema y completamente entrelazada con la sociedad.


Se habla en general, en todos los campos y disciplinas, de una realidad compleja que da lugar a sistemas dinámicos dentro de los cuales se trabaja, huyendo de la simplicidad de una realidad única sobre la que hay que decidir.

El “arquitecto moralista” no ve al otro, al que habita, se ha desprendido de la pieza clave del sistema dinámico y complejo y establece un sistema simplista de acción-reacción, que da lugar a una regulación normativa como medida de protección. La sociedad desconfía. Sólo los que moran fuera del mundo y ven la “obra” desde arriba se deleitan con el proceso de creación. Sólo los que operan desde dentro, desde la fragmentación espacio temporal del universo digital, desde la biotemporalidad del individuo, pueden beneficiarse de una realidad en continua actualización.

Comentarios

Elisavet: Virtualización

El cambio en el proyecto arquitectónico, con catalizador en la tecnología digital, se apoya en dos áreas que suelen influir el pensamiento y la práctica arquitectónica: la filosofía y las matemáticas. La virtualización (Lévy, Pierre: Realité Virtuelle, Kritiki, Athens, 1999) expresa una dinámica que  espera su realización plena y la arquitectura es una de las áreas más adecuadas para su aplicación, ya que la fantasía es el modo de pensamiento más adecuado para la vacuidad de lo virtual.

FedericaOttone: Watchful yet autonomous eye

The issue of participation is now crucial in the process of transformation of the environment. It is right to point out the impossibility of abstracting reality and of acting under choices imposed from above, despite limitations. But today we also have the problem of finding a meaning for (fast) transformations that
contemporary society requires. It is architecture’s duty to interpret the needs of the community and to translate them into real and tangible facts. expertise + courage = creativity


Gonzalo: Coachers
Hasta el s. XX, los arquitectos hemos creído saber cómo querían vivir los demás, y sin preguntarles, hemos ordenado sus espacios, sus casas, sus ciudades. La “normalidad” en el mundo occidental estaba representada por el hombre blanco, heterosexual y poderoso. En un mundo globalizado, ya no son tantas las coacciones y se multiplican las opciones. Y claro, aparece el otro: las mujeres, los gays, los negros… Hoy más que nunca, más que arquitectos-dictadores, deberíamos ser arquitectos-coachers.

Sardín: Arquitectura y sociedad
Las propuestas moralistas del Movimiento Moderno perseguían los ideales de cambios sociales y un hombre nuevo. La arquitectura actual debería recuperar ese espíritu haciéndolo menos abstracto y más regional, pero sin perder de vista las preocupaciones éticas además de las estéticas.


más información: http://www.hipo-tesis.eu/numero_hipo_h.html